¡Hola pandas!, ¿que hay de nuevo?, ya está en proyección Anna, y hoy hablaremos un poco de ella.

Después de más de un año de atraso para su estreno, por fin podemos ver este nuevo triller de acción que nos presenta una nueva heroína.

Anna es una película de acción y suspenso, de producción Francesa, lo que nos da un aire de frescura por su estilo, ya que al estar mayormente expuestos al cine de Hollywood casi todas las películas se parecen, muchos la comparan con “Jhon Wick” llamándole su versión femenina, otros también sienten como si estuvieron viendo una versión 2 de Lucy (2014 con Scarlett Johansson ), los más experimentados probablemente les traiga recuerdos de “León” ( 1994 con Joan Reno), y para los que pudieron verla, por que no: “The Femme Nikita” película y serie exitosa de los 90, y todo esto es porque el director es el mismo de todas estas obras representativas del cine de acción y suspenso: Luc Besson.

Con acción de principio a fin es una película muy entretenida aunque no parece querer presumir o sobresalir se siente entendible, algo predecible, pero disfrutable. La trama si bien es bastante común de una cinta de espionaje ambientada en la guerra fría se siente mucho mejor que “Gorrión Rojo (2018)”.

Algo que no le ha gustado a la mayoría son los constantes Flash Backs a los que recurre el director en esta ocasión, con éxitos como “El quinto elemento” estos flash backs se esperan más de un principiante, al final después de ver la película resultan algo comprensibles y tolerables en retrospectiva. Otros detalles que se les ha criticado es que no es históricamente correcta, aunque son solo detalles menores, por ejemplo el cajero automático no estaba disponible en Rusia hasta 1993, tecnología desfasada y recurriendo a República Checa antes que esta existiese.

En las actuaciones nos parece que si vale la pena, con un excelente reparto la actriz principal, la modelo Sasha Luss supo estar a la altura, a pesar que su experiencia como actriz es casi nula, sabe utilizar su fresa(delicadez) y fría presencia rusa. Entre lo mejor de las actuaciones esta la de Hellen Mirren quien es la entrenadora y jefe de Anna en el film.

Conclusión

Al final  ‘Anna’ es lo que es: una película de acción, espías, peleas y asesinatos. Entretiene, divierte y está muy bien para pasar un buen rato en el cine, ya sea comiendo palomitas, tomando gaseosas.

Hasta la próxima pandas.