Todos hemos tenido esa pesadilla que transmite temores tan reales que cuando nos despertamos, aún estamos agitados, pero agradecidos, porque ya pasó. ¿Pero qué tal si pasado cierto tiempo volvemos a la misma pesadilla sólo que peor? Esa es la premisa de IT: Chapter Two.

Si los amantes de la lectura, por décadas han estado familiarizados con el Estado de Maine, los amantes del cine terror definitivamente conocen Derry, la ciudad ficticia creada por Stephen King (autor de la historia), que fue aterrorizada hace 27 años por un payaso asesino con poderes demoníacos. Su nombre era Pennywise y vivía en las cloacas. O más bien… Vive en las cloacas. Porque está de regreso.

Tras un Nuevo Fenómeno Mundial

La secuela del éxito taquillero IT que recaudó más de 700 millones de dólares en todo el mundo, está poniendo toda la carne al asador. Basta decir que se mantiene Andy Muschietti en la dirección; el guión fue escrito por Gary Dauberman, el mismísimo guionista de Annabel y que no nos cambiaron al payasito, porque sigue siendo Bill Skarsgård. (Cómo olvidar su baile).

Si acaso te falta convencerte, te cuento: Entre el elenco de las versiones Adultas del Club de los Perdedores, figuran James McAvoy y Jessica Chestain. Naturalmente que hay media docena más de actrices y actores, en tanto, todos los niños repiten, quiero decir, no cambiaron a ninguno. Así que si sos de los que no soporta que te jueguen la comida, IT: Chapter Two, viene intacta y caliente del mismo fuego del infierno.

Para cerrar (de momento), te comparto un dato curioso para tu baúl del cinéfilo: Mientras la primera parte recién se estrenaba y se convertía en fenómeno mundial, Muschietti ya había empezado con la preproducción de este capítulo final y a como dijo Control Machete: “No se fracasa si existe comienzo”.

 
La pesadilla no ha terminado.