La nueva etapa de Robert Pattinson

Algo que ocurre con frecuencia en Hollywood, es que un actor sea encasillado en uno de de los personajes que ha interpretado. ¿Qué película se les viene a la cabeza si mencionamos, por ejemplo, a Daniel Radcliffe? Naturalmente su papel de joven mago en la ya legendaria saga Harry Potter.

¿Y Vin Diesel? Lo vemos con su mirada asesina en las entregas de Rápido y Furioso en su papel de Dom Toretto. Emilia Clarke nos ha cautivado con su rostro angelical e impresionante belleza en su rol de Khaleesi en la serie Game Of Thrones.

Ahora, llegamos al caso de Robert Pattinson. El conocido vampiro adolescente de Crepúsculo (Twilight) parecía correr esa misma suerte. Luego de muchos años de concluida la popular saga, Pattinson regresa a lo grande con Good Time, siendo aclamado por la crítica especializada. Su actuación en esta cinta ha sido nombrada como la mejor de su carrera.

Pattinson deslumbrante

No solamente luce irreconocible en Good Time: Viviendo al Límite, con un aspecto decadente y amenazante. Sino que ha sido su actuación la que ha dejado con la boca abierta inclusive a los críticos menos condescendientes.

La película cuenta la historia de Constantine Nikas (Pattinson), quien no puede soportar que su hermano caiga en prisión por su culpa, de modo que se sumerge a las profundidades de un submundo violento, corrupto y tóxico para recoger la plata de la fianza.

Si de entrada, su participación en un proyecto tan inusitado y de corte sombrío ya resultaba inquietante, tras la proyección en el Festival de Cannes, el público no pudo evitar desbordarse con una ovación que duró aproximadamente seis minutos, según los registro periodísticos.

…al mejor estilo de Edward Cullen

No… Wait… ¡Eso no era!

El camino correcto

¡Se lo merece!

A decir verdad, Pattinson ya había intentado acercarse a este tipo de proyectos con muy buenos resultados. Podemos rescatar su participación en Cosmopolis (2012) y Maps to the Stars (2014) ambas del director David Cronenberg y Queen of the Desert del director Werner Herzog. Sin duda este actor sabe dónde se dirige pues este año fue la tercera vez en Cannes y estamos seguros que tiene buenísimos proyectos bajo la manga.