Hola pandas!!! Cada vez estamos más cerca del gran estreno de la segunda parte de la película terror a 47 metros, esta vez contará con un nuevo libreto, y de nuevo los tiburones vuelven a convertirse en asesinos insaciables. Esta entrega se eleva un escalón por encima de la primera entrega de 2017 ya que cuenta con más suspenso y con un mejor reparto.

Luego del éxito del film de 2017 (costó 5 millones de dólares y recaudó más de 60), llega esta inevitable secuela, también dirigida por el británico Johannes Roberts. Es una producción más voluminosa que su antecesora, pero con las mismas debilidades en términos de ideas y puesta en escena

En esta ocasión la acción vuelve a desarrollarse en México pero en un entorno muy distinto, esta vez la protagonista junto con su hermanastra y dos amigas, toman la mala decisión de explorar los restos de un templo maya en aguas profundas al norte de México, mientras se sumergían en lo más profundo, dieron con nido de tiburones dispuestos a devorarlas.

Elementos oscuros sobre la película

El escenario esta vez es más reducido y con poca visibilidad esto genera claustrofobia, miedo y ansiedad. contra todo pronóstico tendrán que bucear hasta encontrar la salida con el oxígeno mínimo para escapar. Las protagonistas tendrán que enfrentarse al lado más violento de los tiburones y conseguir salir de allí con vida, estas emociones son  las que el director logra despertar en esta cinta ya que de nuevo los tiburones son los protagonistas. Cabe señalar que la secuencia final esta bien detallada y tiene mucha tensión que es lo que todos esperamos

Roberts es un experto en cine de terror, y en esta ocasión también repite un historia repletas de elementos angustioso, sofocante y extravagante que lo caracteriza como director, el arco temático de la película es escrito por Ernest Riera, un guionista con gran imaginación en las historias sobre fosas abisales  o cuevas submarinas, es más conocido por crear documentales como el de Overbooking que lleva su sello.

Lo que destaca Roberts es en el pulso para la narración de las secuencias con los tiburones en el fondo de las cuevas Mexicanas donde se ambientó y en las que aprovechan para jugar con el atavismo de las ruinas submarinas y los restos arqueológicos mayas, es ahí donde la claustrofobias se adueña del espectador con imágenes de notable mérito.

 “Cuando se estrenó en Estados Unidos en el puesto número cinco y con 11 millones de dólares ya fue increíble, pero que una semana más tarde, no sólo no perdiera fuerza, sino que subiese un puesto superando a películas con 150 millones de presupuesto, como La momia de Tom Cruise, fue como un shock”, agregaba Ernest Riera .

Elenco de la película

 En el elenco principal de esta película debuta la hija de sylvester Stallone Sistine Stallone también está conformado por Johannes Roberts, Corinne Foxx  hija del actor y cantante Jamie Foxx, Sophie Nelisse, Y Brianne Tju. 

Esta película sigue siendo entretenida, debido a la superficialidad y la exactitud, una puesta en escena que utiliza sutileza.cabe destacar su método de lenguaje cinematográfico, ya que es sencillo y no se complica con metraje innecesarios. 

Sobre esta película no se pueden hacer  muchas criticas, por que no pierde contexto de su contenido, mantiene el equilibrio de la historia sin desviarse de la historia de principio a fin.